Encuentro digital con Aurora Baroja

¡Un encuentro digital con un personaje literario!, ¡con la protagonista de una novela que se está escribiendo en estos momentos! No ficticia, ¡ojo! ¿Acaso sería más real si os trajésemos a Strauss-Kahn?

Como lo oís. El viernes día 20 de mayo contaremos con Aurora Baroja, quien, solícita, responderá a cuanta duda se le plantee. Y todo aquel que le haga llegar una pregunta, ya sea aquí a modo de comentario o enviándola un mensaje a su correo electrónico (elfindelacrisis31@yahoo.es), recibirá 3 puntos gratis que se sumarán a su cuenta (¿que aún no tienes cuenta, hombre? Regístrate aquí, que hay 100 puntos gratis esperándote). Además, se elegirán las tres mejores preguntas, cuyos autores recibirán 20 puntos más.

Como sabéis, Aurora Baroja se está destapando como protagonista de El fin de la crisis. Ella habla de continuo con el Maestro y la Señora, amén de conocer bien esa ¿flecha? en el tiempo curvo, ese hogar de los espejos que es la habitación E-31. Así, nos podrá contestar acerca de economía y bolsas, mercados y noticias, tiempo y espacio, personajes y qué espera ella de todo este tinglado.

 

Si todavía no conoces esta novela por entregas, puedes descárgarte aquí el mes de abril entero por tan solo 13 puntos; es una buena opción para comenzar con esta estupenda lectura. También puedes descargarte el último capítulo, el de hoy, día 20 de mayo, el vigésimo noveno.

16 Respuestas a “Encuentro digital con Aurora Baroja”

  1. Pablo Luengo dijo:

    Pues yo abro el fuego, si se me permite:

    Aurora, ¿has llegado a comprender el funcionamiento de la habitación E31? ¿Cómo puede ser posible?

    Saludos a todos.

  2. Jorge López dijo:

    Aurora, el autor, celoso seguro, apenas te describe. Dime, ¿rubia, morena?, ¿espigada, regordeta?, ¿perfil griego?

    Se percibe atractivo en ti, pero soy algo prosaico.

  3. Javi_LR dijo:

    Me apuesto lo que sea a que Aurora Baroja está en estos momentos en la Puerta del Sol.

  4. Lucia dijo:

    Aurora, ¿crees que el autor sabe adónde llevarte o eres tu la que intuyes el camino a seguir? Es curioso, a mí me recuerda todo esto a la tragedia griega, donde en destino (el autor y la trama que tiene en la cabeza) es el que es pero el individuo y su libertad (o sus circustancias, o las noticias del día a día) influyen en ese destino a la vez que lo confirman. Es brutal comprobarlo en la lectura diaria.

  5. cavilius dijo:

    Hola, Sr. Aurora (caramba, se llama usted igual que la Bella Durmiente). Me temo que no he podido seguir sus vicisitudes tan al detalle como habría sido de desear pero es que a mí me pasa una cosa, que en realidad es lo que origina la pregunta que luego le haré. Y me pasa que no estoy actualizado, que soy el hombre desactualizado (como decía aquel anuncio de hace años), que soy incapaz de seguir o tener interés (relativo, claro) por lo que pasa en el mundo mundial un día y otro y otro. Me temo que mi actualidad no es el mundo en su conjunto sino yo y mi circunstancia (modestia o egocentrismo, mírelo como prefiera). En fin, que vivo mi vida como todo ser humano ha vivido la suya desde el inicio de los tiempos hasta los últimos 150 ó 200 años. Bueno, y a lo que voy, que divago más que un filósofo ocioso: ¿cree usted, Sra. Baroja, que si alguien está al tanto de la realidad que le rodea pero no de la realidad que no le rodea, pierde más que gana o bien gana más que pierde que si su disposición fuera la inversa? Es más: usted, Sra. Baroja, ¿en qué situación se declara con respecto a la realidad?

  6. Jaime V dijo:

    Aurora, tal vez no lo sepas, pero en uno de los primeros capítulos el Maestro le mostraba a Benjamín cierta lección mayéutica acerca del principio de la incertidumbre. Esto me lleva a hacerte dos preguntas: ¿te dice algo ese principio? ¿Lees “El Fin de la crisis”?

  7. Juampe dijo:

    Aurora, desde el principio, desde el 8 de abril, estuviste con los “ni-ni”, en Atocha. Entonces, el autor decía de ti: “Ella no ha querido decirle a Pablo hacia dónde se dirigen en realidad. Ya se enterará, piensa, dentro de muy poco” .Ahora, estás en Sol. Cuéntame, anda, ¿esto es hacia donde se dirige la realidad o es otra cosa lo que nos reserva el Maestro? ¿Está el Maestro detrás de todo este tinglado y los que acusan a diestro y siniestro no se han enterado?

  8. Richar dijo:

    Saludos,

    yo tengo otra, Aurora Baroja… ¿de qué tienes más, de Aurora o de Baroja?

    saludos,
    Richar

  9. aurorabaroja dijo:

    JUAMPE: ¿Está el Maestro detrás de todo este tinglado y los que acusan a diestro y siniestro no se han enterado?

    AURORA. Qué tal, Jaime. Cuando comenzamos a exponernos, cuando comenzamos a actuar, yo andaba con la certeza de conocer lo necesario del plan. No me hacía preguntas, intuía que la Señora lo llevaría todo en orden, o el Maestro, o incluso Benjamín. Aunque nunca hemos hablado de fechas, no sé cómo se fijó en mí la idea de que el fin de la crisis sería, no instantáneo, pero sí rápido. Yo imaginaba entonces que cuando llegara verano habríamos visto todos los cambios necesarios. Al menos, los más importantes. Sin embargo, según han ido pasando los días, los acontecimientos… esto de Sol ahora, creo que hemos perdido el control. Y no sé hasta qué punto la línea de actuación ha dejado de ser previsible y nosotros mismos hemos dejado de encarnar a los que intentan conducir el carro y hemos pasado a convertirnos en parte del equipaje. ¿Sabemos dónde vamos?

  10. Juampe dijo:

    ¡Coño! Aurora Baroja. ¡Ni más ni menos!

    ¡Y me he leído en el capítulo de hoy! Qué sensación.

  11. aurorabaroja dijo:

    RICHAR: ¿De qué tienes más, de Aurora o de Baroja?

    AURORA: De Aurora, el nombre, el comienzo de algo, que siempre es al alba. La Aurora, de rosáceos dedos, decían, ¿verdad? De Baroja, el apellido, la sangre, el paisaje que no es sólo físico sino también psicológico. Baroja no esperaba a nadie cuando escribía. Yo, en el último mes y medio, tampoco, porque no tengo tiempo. “La calle era larga y olía a pan”.

  12. aurorabaroja dijo:

    CAVILIUS: ¿Cree usted, Sra. Baroja, que si alguien está al tanto de la realidad que le rodea pero no de la realidad que no le rodea, pierde más que gana o bien gana más que pierde que si su disposición fuera la inversa? Es más: usted, Sra. Baroja, ¿en qué situación se declara con respecto a la realidad

    AURORA: La realidad es lo que nos rodea. Físicamente o no. Usted, me temo, vive tan inmerso en su realidad como cualquier otro. Distinto es que no comparta ni en tiempo ni en espacio aspectos de las realidades que acompañan a los que tiene alrededor. Pero de eso precisamente va El fin de la crisis. La realidad, las posibilidades de cambiarla, los instrumentos de los que se nos ha dotado para ello. Mi realidad, por ahora, es responder a mis preguntas fundamentales, saber quién soy, qué estoy haciendo día a día, luchando por lo que creí que sería puro trámite y se ha complicado hasta hacerme dudar de todos. De usted también, ¿por qué no? Y de su realidad. Después de salir de una E31, ese cajón cerrado que antes llamábamos realidad se convierte en un concepto mucho más fléxible. El tiempo, señor Cavilius, el tiempo…

  13. aurorabaroja dijo:

    PABLO LUENGO: ¿Has llegado a comprender el funcionamiento de la habitación E31? ¿Cómo puede ser posible?
    AURORA: No sé nada de las E31, de su funcionamiento, de cómo es posible. Si por saber significa comprender los procesos que se activan para que algo se lleve a cabo, en este caso, ese maremágnum de tiempo que se forma cuando se abre una puerta E31. Pero sí tengo una intuición, permítame que acuda a ellas, son casi mi única herramienta: las respuestas que busco (quién mata a los potenciales, cómo funcionan las E31, por qué estoy hoy aquí, escribiendo esto, hacia dónde vamos) están dentro de una de ellas, y están todas relacionadas. Acaso son todas la misma pregunta formulada de distinta manera. ¿Tiene usted alguna intuición, idea, sugerencia al respecto?

  14. Damián (Larvastar) dijo:

    ¡Pero que buena idea amigos! los felicito por su originalidad…

  15. ElMaestro dijo:

    JAIME V: Aurora, tal vez no lo sepas, pero en uno de los primeros capítulos el Maestro le mostraba a Benjamín cierta lección mayéutica acerca del principio de la incertidumbre. Esto me lleva a hacerte dos preguntas: ¿te dice algo ese principio? ¿Lees El Fin de la crisis?
    EL MAESTRO: Te contesto yo, querido amigo, ya que debo preservar la integridad, el camino de Aurora. Ella debe elegir, a su debido tiempo, el camino a elegir. Pero no antes de tiempo, no antes de conocer qué está en juego y de qué modo. ¿Y tú, lees El fin de la crisis? ¿O estás ya dentro de ella? Tu pregunta le habría llevado, indefectiblemente, a elegirte como el potencial que la Señora busca, pero, ¿a qué precio? Como le digo a Aurora: cuidado con los hechos. Dejemos que la erosión haga su trabajo, y que la montaña que aleja a Aurora de la decisión oportuna se deshaga de forma natural, sin traumas para ella, sin picos y palas. ¡Gracias por tu atención y perspicacia!

  16. Jaime V dijo:

    Llevo un rato pensando qué poner, pero me siento tan halagado que no encuentro palabras. ¡Gracias, Maestro!

Deja un comentario